JORNADA GASTRONÓMICA DE LA TRUFA NEGRA

El próximo Jueves 17 de Enero, celebraremos la Jornada Gastrónomica de la Trufa Negra en D.O.Mar Marbella.

De la mano de nuestro Director Gastronómico Oscar Velasco y Abel Valverde, maitre del restaurante con dos estrellas Michelin  Santceloni, contaremos con servicio de almuerzo y cena.

Los platos serán creados por  Oscar Velasco, uno de los grandes referentes de la cocina española y “Premio Nacional al Mejor Jefe de Cocina”.

Tras el éxito de anteriores eventos com GastroCheese o Tiempo de Setas, no dejes pasar la oportunidad de asistir.

¡ Reserva ya tu plaza aquí antes de se agoten!

 

primera edicion gastro cheese domar marbella restaurante

I EDICIÓN GASTROCHEESE EN D.O.MAR MARBELLA

El pasado jueves 11 de octubre tuvimos la oportunidad de celebrar la I Edición GastroCheese en D.O.Mar Marbella de la mano de Abel Valverdemaitre del restaurante con dos estrellas Michelin  Santceloni.

Se ofrecieron 15 variedades de exclusivos quesos seleccionados de las queserías más selectas, que fueron acompañados de un gran maridaje compuesto de Cava Albet i Noya Brut reserva ecológico D.O. Cava, Cerveza artesana muelle de hierro Marbella, Ocnos chardonnay Sevilla, Oloroso Rioviejo Lustau D.O. Jerez y Tinto flor de vetus D.O. Toro.

La velada se completó con un elaborado menú basado en los quesos, en el que se incluyeron tres platos de uno de los grandes referentes de la cocina española y “Premio Nacional al Mejor Jefe de Cocina”, Oscar Velasco.

menú primera edición GastroCheese restaurante D.O.M.ar Marbella

Podéis ver el completo reportaje que nos dedicó la Marbella Chic  con imágenes de todos los platos que se degustaron esa noche.

Tras el éxito de este evento en el que agotamos las reservas, estamos preparando  uno nuevo que te encantará si te gustan las setas… unas jornadas micológicas del 23 de octubre al 11 de noviembre: “Tiempo de Setas”

¡ Reserva ya tu plaza aquí antes de se agoten!

 

SMODA: 6 planes inesperados con los que no fallarás este verano

Óscar Velasco cocina con vistas al mar en Marbella. D.O.MAR es el nuevo proyecto de Velasco. Con esta apuesta, el chef segoviano, responsable de Santceloni (dos estrellas Michelin), pasa de Madrid a Marbella,  de la meseta al mar. Para llevar a cabo esta transición le han asesorado dos de sus compañeros inseparables: el jefe de sala Abel Valverde y el sumiller David Robledo.

En esta nueva carta mandan los mariscos y el pescado: ortiguillas, chocos, sargo, pulpo y bogavante no faltan, pero tampoco carnes como la paletilla de cordero, el solomillo o el pichón.

ABC: Cómo, cuándo y dónde disfrutar del pescado gourmet

D.O.MAR es una de las novedades del verano marbellí y nace del encuentro entre Óscar Velasco, chef de Santceloni(restaurante madrileño con 2 estrellas Michelin) y el Mediterráneo.

En esta aventura le acompañan Abel Valverde y David Robledo, respectivamente director de sala y asesor de la propuesta gastronómica de D.O.MAR y responsable de la bodega de Santceloni y autor de la carta de vinos de este proyecto que arrancó hace tan solo un mes.

La propuesta gastronómica se centra, aunque no se limita, en el mar: el Mediterráneo y especialmente el de Estrecho con todas sus peculiaridades, pero también el Atlántico y el Cantábrico.

La gran protagonista es la parrilla alimentada con leña y piñas procedentes de la Sierra de las Nieves y de Juanar. Salmonete frito, Lomo de bonito confitado en salsa agridulce española y pisto y Ensalada de caballa flambeada, jalea de manzana y queso parmesano son algunos de los platos de la carta. También cuenta con una zona más informal con su propia carta de cócteles.

ORIGEN: Exitosa inauguración de D.O.Mar by Óscar Velasco

“Producto, tradición y creatividad, con el mar como seña de identidad”. Así resumió la propuesta el chef dos estrellas Michelin Óscar Velasco, director gastronómico de D.O.Mar, en su discurso de bienvenida. Velasco y el director de sala Abel Valverde (ambos en la imagen) son los dos hombres claves del proyecto.

Hace pocos días tuvo lugar la fiesta de inauguración del restaurante D.O.Mar, una propuesta basada principalmente en cocina del mar que cuenta con la dirección gastronómica de Óscar Velasco, jefe de cocina de Santceloni y poseedor de 2 estrellas Michelin.

Fueron muchos los que no quisieron perderse este encuentro que contó con la presencia del chef, así como de Abel Valverde, que asesora a D.O.Mar en materia de servicio de sala, entre otros. Óscar Velasco, que dio la bienvenida a todos los asistentes, declaró que era un honor para él “formar parte de un proyecto como D.O.MAR en una ciudad con tanto que ofrecer como Marbella”.

Durante la fiesta, que reunió a más de 150 invitados, se ofreció una degustación de la propuesta del restaurante donde el producto local es el principal protagonista.

Junto a Óscar Velasco y Abel Valverde, estuvo Baldomero León, concejal del Ayuntamiento de Marbella, que aprovechó la ocasión para hacer un brindis con los responsables con motivo de esta nueva apertura que viene a confirmar el buen estado de forma la propuesta gastronómica de la zona.

D.O.MAR, el mar como seña de identidad

El restaurante, que está situado en pleno corazón de la Milla de Oro marbellí, cuenta con vistas al mar y dos propuestas diferentes: el restaurante y la zona de bar, más desenfadada. Su oferta abarca, además de una variada selección de pescados y mariscos del Estrecho, una amplia variedad de platos con las verduras o las carnes como protagonistas.

D.O.Mar tiene el mar como seña de identidad. Principalmente, el Mediterráneo, pero también el Atlántico o el Cantábrico. Se consideran privilegiados por tener acceso a todos los mares que nos rodean y al producto de calidad que cada día nos brindan.

No obstante, existe una vinculación muy especial con el Estrecho, ya que sus aguas ofrecen un producto muy particular gracias a las fuertes corrientes, las condiciones de salinidad y la temperatura del agua.

D.O.Mar supone, además, el encuentro del chef Óscar Velasco con el Mediterráneo, una idea del chef que ahora se hace realidad.

No solo mar

A pesar de que D.O.Mar tiene un protagonista principal, el mar, Óscar Velasco también concede un espacio a la tierra. Y esto se puede comprobar fácilmente a la hora de consultar su carta.

En ella podemos encontrar desde propuestas predominantemente verdes como los “Pimientos rojos asados con los pescados adobados del Estrecho” o el “Tomate con mejillones escabechados aliñados con vinagreta de aguacate”, hasta platos con las aves asumiendo el protagonismo, como es el caso del “Pichón deshuesado en su propio jugo”.

Además, en muchas ocasiones se trata de producto local, lo que además de aportar un sabor y una frescura sin igual, contribuye a una mejora del desarrollo sostenible. Por supuesto, esto hará también que la carta esté en continuo cambio.

Otro de los rasgos distintivos de la cocina de D.O.Mar será su parrilla, lo que aportará personalidad tanto a sus pescados como a sus carnes, potenciando su sabor. Cabe señalar que, insistiendo en su guiño a lo local, tanto la leña como las piñas empleadas en las brasas provienen de la Sierra de las Nieves y de Juanar.

Restaurante y zona de bar non-stop

Al igual que su propuesta culinaria no se limita a los productos del mar, la oferta de D.O.MAR tampoco se puede reducir a un único espacio.

Cuando uno se adentra en este espacio situado en una de las zonas más privilegiadas de Marbella, además de tener la opción de visitar su restaurante, podrá plantearse descubrir D.O.BAR, una versión más informal y desenfada, a modo de bar, que cuenta con su propia carta de cócteles.

En este último caso, reseñar que la zona de bar será non-stop, por lo que los comensales que así lo deseen podrán tener acceso a los platos de la carta de bar también entre horas.

Nombres propios de nuestra gastronomía

Al frente de este interesante proyecto están Óscar Velasco y Abel Valverde, los mismos que, gracias a su compenetración y profesionalidad, han sabido guiar al madrileño Santceloni hasta consolidarlo como uno de los mejores restaurantes de España.

La estacionalidad y el respeto al producto definen su cocina de Óscar Velasco, un chef discreto y heredero de los valores de la esencia del sabor, de las raíces y de la cocina de la memoria. Junto a Abel Valverde ha construido uno de los mejores equipos de sala de España. Además, D.O.Mar contará con Francisco Varela como chef ejecutivo. Nacido en Tarifa, gran parte de su trayectoria profesional la ha desarrollado en el prestigioso Hotel Guadalpin (Marbella).

Por último, destacar que David Robledo ha sido el encargado de firmar la carta de vinos. Bastaría con señalar que es el máximo responsable de que la bodega de Santceloni sea reconocida a nivel internacional como una de las mejores del mundo y que en 2014 fue galardonado con el “Premio al Mejor Sumiller” que otorga la Academia Española de Gastronomía. Gracias a su selección, Santceloni dispone de una selección de vinos con más de 1.200 referencias, con propuestas que abarcan algunas de las mejores bodegas o selectas muestras que hacen recorrido por las mejores regiones vinícolas.

FIESTA DE INAUGURACIÓN: ¡No te pierdas la galería de fotos!

El pasado viernes 20 de julio celebramos nuestra gran fiesta de inauguración por todo lo alto y no podemos estar más agradecidos a todos aquellos que quisieron acompañarnos en este día tan importante para todo el equipo de D.O.MAR, con Óscar Velasco y Abel Valverde al frente.

Fueron más de 150 personas las que no quisieron perderse la cita, entre las cuales se incluía el concejal Baldomero León, que acudió en representación del Ayuntamiento de Marbella, además de otras personalidades.

A continuación os mostramos algunas imágenes de esta fiesta de la que siempre guardaremos un grato recuerdo.

¡Gracias a todos por hacerlo posible y por haber querido celebrar con nosotros el encuentro de Óscar Velasco con el Mediterráneo!

LA OPINIÓN DE MÁLAGA: Un chef con dos estrellas Michelin abre un restaurante en la Milla de Oro

El cocinero segoviano Óscar Verlasco abre D.O.MAR, especializado en pescados del Estrecho de Gibraltar. El chef Óscar Velasco, reconocido con dos estrellas Michelín, asume la dirección gastronómica del restaurante D.O.MAR, situado en la Milla de Oro de Marbella.

El establecimiento cuenta con vistas al mar y una zona de restaurante y otra de bar. Su oferta consta de una variada selección de pescados y mariscos del Estrecho de Gibraltar y una amplia variedad de platos en los que destacan las verduras y las carnes. «D.O. MAR tiene el mar como seña de identidad, principalmente el Mediterráneo, pero también el Atlántico o el Cantábrico. Es un privilegio tener acceso a todos los mares que nos rodean y al producto de calidad que nos brindan cada día», señalan fuentes del establecimiento.

El chef segoviano dio sus primeros en la Escuela de Hostelería Ángel del Alcázar de su ciudad natal. Celebró su título en la especialidad de cocina con una comida en el restaurante de lujo Zalacaín, en Madrid, y del que pasó a ser ayudante de cocina. El restaurante fue el primero de España en lograr tres estrellas Michelín.

Posteriormente, Velasco ejerció durante dos años como jefe de partida del chef Martín Berasategui, reconocido con tres estrellas Michelín. En 1998, pasó a formar parte del restaurante Can Fabes, tres estrellas Michelín entre 1994 y 2011.

CEVICHE DE SANDÍA: Pasión por el mejor producto

D.O. MAR está pensado para disfrutar del mejor producto. El nuevo proyecto de Óscar Velasco en Marbella se ha convertido este verano en un espacio imprescindible. Calidad. Esencias. Mediterráneo en estado puro. De la lonja a la mesa. Elaboraciones brillantes pensando en la fuerza del producto. Disfrutando del mar. Saboreando el mar.

El mar como seña de identidad

Es un espacio abierto al mar. Mirando al mar. Sintiendo el mar. Aprendiendo cada día del mar. Así es el nuevo proyecto de Óscar Velasco en Marbella. Más concretamente, situado en plena Milla de Oro. D.O.MAR es un encuentro cotidiano con el Mar Mediterráneo. “Sabores. Olores. Sensaciones. Frescura. Percepciones que se materializan con una excelente propuesta en carta con pescados y mariscos del Estrecho”. Óscar Velasco se muestra feliz en un proyecto donde el contacto con el producto es diario, sin intermediarios. “De la lonja a la mesa, con toda la fuerza de una materia prima que habla por sí sola”. En este nuevo proyecto nos recuerdan que “el mar es la verdadera seña de identidad. Una muestra de máximo respeto al producto que nos brindan cada día las aguas que nos rodean sin olvidarse de platos de caza y de verduras”. Y siempre pensando en el maravilloso entorno donde está situado D.O.MAR. Quizá por ello las brasas tienen un especial protagonismo en la cocina. “La parrilla ayuda a dar toda la fuerza al producto, a sacar lo mejor de cada propuesta. La parrilla nos parece imprescindible en este proyecto que vive tan cerca del mar. Un pescado o un marisco fresco a la parrilla es algo gastronómicamente excelso”.

Producto con mayúsculas

La carta es un canto al producto, es un ejercicio constante por buscar lo mejor para cada día, es una apuesta diaria por escuchar al mar. Una propuesta abierta, ágil, versátil y desde luego veraniega. “Perfecta para disfrutar frente al mar en una comida después de una mañana de playa, o por la noche con esas largas veladas contemplando la luna como se refleja en el agua”. Propuestas “con alma andaluza y corazón marino. Sabores de la tierra que se cuidan con mucho esmero. Un equilibrio impecable de contrastes y sensaciones”. Arrancamos con el picoteo donde “la gamba roja de Málaga se lleva todas las preferencias. Deliciosos también los mejillones y langostinos del Estrecho en salpicón con piriñaca y aguacate. Muy sugerentes las endibias con tartar de rubio, emulsión de cítricos y sésamo negro, y una delicia las cañaillas guisadas en salsa vizcaína”. En las frituras “un guiño constante al entorno con aros de calamar de potera, salmonete frito y ortiguillas”. No faltan ensaladas perfectas para el verano “como la de tomate de Conil y mejillones escabechados aliñados con la vinagreta de aguacate o el lomo de bonito confitado en salsa agridulce española y pisto”. En la cuchara, presencia del Sur con “un delicioso gazpacho andaluz, huevos de codorniz y jamón del mar o una crema fría de almendra con lascas de bacalao confitado y polvo de aceitunas. Y desde luego, un espectacular caldero de gamba roja de Málaga con arroz y azafrán. Sin olvidarnos de una delicia: sopa negra de choco, picada de avellana y piparras fritas”. Y así llegamos a la estrella de la carta: ¡el mar! “La propuesta de pescados y mariscos es algo que cambia a diario. Es muy importante ir a la lonja, y escoger cada día. Siempre lo mejor, directamente”. Una auténtica fiesta de sabores y propuestas “Calamar de potera asado a la parrilla. Rodaballo con espina y verduras escalivadas. Corvina con la vinagreta de verduras. Salmonete con huevos estrellados, migas de pan y aceite de pimentón. Sargo con tomates asados a la parrilla. Bogavante nacional con rigatoni, tomate y albahaca. Pulpo encebollado al estilo Pelayo con patata asada. Pargo con cous cous marino”. Quién prefiera buena carne, sugerencias no faltan: “Solomillo de vaca rubia gallega; pichón deshuesado; paletilla de cordero al horno lavada con avellanas y ajo negro o molleja de ternera a la brasa al vino de Jerez son algunas de las posibilidades”. Y en los postres aparecen ante nosotros una fiesta de posibilidades: “Sopa de melón, menta y Oporto. Granizado de cava, piña y albahaca. Natillas de chocolate blanco con galletas de avellana. Borracho de vainilla, brandy y café flambeado o la tarta de chocolate guanaja, nueces caramelizadas y toffee son algunas de las posibilidades”. Armonía y brillantez para disfrutar del mar.

Tapas y picoteo con lo mejor de lo mejor

En la barra, la informalidad llega con el protagonismo para el mejor producto. Platos de carta y otras sugerencias pensadas para compartir en un espacio luminoso. ¡Siempre mirando al mar! “Hemos apostado por una carta divertida y de calidad. Sabiendo que muchas veces se busca algo más informal. Raciones y tapas con recetas muy reconocibles y apetecibles”. En la barra se puede disfrutar de “un delicioso surtido de embutidos Joselito. Pimiento rojo asado con pescado adobado del Estrecho. Patatas fritas aliñadas con yemas de huevo y papada Joselito. Salmonetes fritos a la andaluza. Ensaladilla de patata y mayonesa con gamba roja. Huevo frito, berenjena escalivada y jamón ibérico. Queso Payoyo con sus guarniciones o una sensacional hamburguesa de ternera con queso Gouda”. Recetas del recuerdo para degustar. Entre las tapas, hay que saborear posibilidades como “el montado de calamares fritos con mayonesa de ajo negro, los famosos Tigres o el bocadillo de pimientos verdes con papada de cerdo Joselito”. En D.O.MAR la bodega esta firmada por David Robledo, responsable máximo de la bodega de Santceloni que ha apostado en este nuevo espacio “por una propuesta sólida con referencias claras, y también por otras etiquetas sugerentes de la propia tierra donde se están haciendo cosas muy buenas. En este sentido, hay una apuesta muy especial por todo el Marco de Jerez”. En D.O. MAR se sugiere siempre maravillosas sorpresas que armonizan muy bien con la cocina de producto que se ofrece. En la barra también encontramos “una importante coctelería de autor, además de tragos más clásicos que acompañan muy bien a la carta de tapas y raciones”.

Detalles que importan

En D.O. MAR observamos a Óscar Velasco pendiente de cada detalle. Sabiendo que el producto es el mejor embajador de su cocina. Con él está también Abel Valverde -excepcional Jefe de Sala en Santceloni– que ha querido sumarse a esta apuesta marinera. Y como chef ejecutivo encontramos a Francisco Varela. “Muy buena trayectoria y excelente conocedor de la zona. Nadie como él sabe donde está el mejor producto llegado del mar. Un maravilloso cocinero que conoce muy bien donde estamos”. D.O. MAR es brillantez y calidad. Producto y sencillez. Maestría y sabor. Es el escenario gastronómico del verano.

HOLA: Comer y cenar con vistas al mar

Surgió casi por casualidad. Al cocinero biestrellado en Santceloni (Madrid), Óscar Velasco, le ofrecieron asesorar la cocina de un nuevo restaurante en plena Milla de Oro de Marbella (Málaga). Fue a conocer el espacio…¡y se enamoró! Eso mismo le ocurre a todo el que traspasa la puerta de D.O.MAR (Urbanización Oasis Club, N-340, Km 183), y se encuentra con el azul intenso del Mediterréneo ante sus ojos.

Pescados y mariscos del Estrecho (como los de la imagen superior) llenan la carta marinera de D.O.MAR que Paco Varela, chef ejecutivo (y tarifeño para más señas) que ha destacado en las mejores cocinas de toda España, elabora marcando el sello inconfudible de Óscar Velasco, con esos fondos maravillosos como en la Sopa de choco, picada de avellana y piparras, la Fritura de ortiguillas con salsa tártara de pil pil de bacalao o el Salpicón de langostinos y mejillones con piriñica y aguacate. A su lado, otro grande, Abel Fernández, armoniza la sala que en realidad es una terraza abierta al mar, y David Robledo (sumiller en Satceloni) firma la carta de vinos que traslada a la mesa impecablemente Ángel David García. El espacio se completa con una zona non stop, para tomar un cóctel y picar algo rico (con jamones y embutidos Joselito, frituras y tapas marineras) y en un futuro vendrá el restaurante con menú degustación.

SUR: “Nunca te cansas de un buen espeto, y eso es lo que buscamos cada vez más, cocina de producto”

Habla con pasión y con seguridad. Las que le da más de media vida en el oficio. Se metió en harina en Zalacaín o Martín Berasategui, y Santi Santamaría le dio su gran oportunidad: ser jefe de cocina en el madrileño Santceloni. Y ha sabido aprovecharla. Hoy, con dos estrellas Michelin, Óscar Velasco (Segovia, 1973) se atreve con un nuevo reto: la dirección gastronómica del marbellí D.O.MAR, con su director de sala, Abel Valverde, y el sumiller David Robledo como cómplices.

De Madrid a Marbella. ¿Cómo surge ese ‘mar y montaña’?

Por casualidad, a través de un cliente de Santceloni. Enseguida nos enamoramos del proyecto. Entre invierno y primavera hemos estado conociendo la zona y nos ha enganchado cada vez más. Estamos muy ilusionados por estar en Marbella en un localazo y con un equipazo y haciendo algo diferente a lo que es nuestro día a día por la cercanía al mar.

Santceloni se caracteriza por una cocina de producto, ¿D.O.MAR también?

Por supuesto. En todo lo que hagamos vamos a buscar un producto excelso, así que hay muchas pinceladas de Santceloni. Estoy muy contento con el arranque, pero hay mucho por recorrer, en Marbella y en Madrid. No podemos pensar que lo que hagamos hoy nos vale para mañana. Hay que saber dónde estamos y a quién nos dirigimos, no podemos pretender que sea lo mismo Santceloni, en el Paseo de la Castellana, que D.O.MAR delante de la playa.

Por eso el pescado es el protagonista…

Sin duda. La base más importante de la carta son pescados y mariscos de la zona, eso no quiere decir que no haya otros platos. Pero siempre fieles a esa filosofía de producto de alta calidad y aprendiendo mucho del personal de la zona para seguir creciendo. Siempre me acordaré de los primeros viajes para poner en marcha el proyecto. En cuanto nos bajamos del coche y nos llegó el salitre, ese aire, pensamos: menuda oxigenación. Viene bien moverse, enriquece.

Le gusta emprender y arriesgar…

Si haces cosas a veces fallas, pero la ilusión nunca puede faltar. Aunque no te vaya bien, hay que levantarse al día siguiente.

¿Lección de vida?

Sí, nos arriesgamos con proyectos que no funcionaron. Pero si te caes y te quedas con lo negativo, es un tremendo error. Yo prefiero equivocarme haciendo algo, y no quedarme en casa pensando en lo que podía haber hecho. De todo se aprende, y yo quiero aprender.

Y en un lugar que está ganando posiciones en el mapa gastronómico.

La oferta gastronómica es hoy importantísima en la zona.

Pero la competencia motiva.

Totalmente. Aquí, en cuanto paras, te pasan por todos lados. Sentirnos activos nos hace sentirnos vivos.

Pero es muy discreto, y eso llama la atención en una época en la que los cocineros son tan mediáticos…

Y espero seguir siéndolo (risas). Intento colaborar en eventos e iniciativas solidarias, pero aún me cuesta adaptarme a esa parte fuera de la cocina.

Parece que hay una tendencia a volver al sabor frente al espectáculo y la técnica.

Sin duda, volvemos a darle importancia al producto y al cocinero. Está muy bien la técnica, pero tiene que estar al servicio del cocinero. En los últimos años se ha recurrido mucho a la técnica y a recargar los platos con muchos ingredientes, y no sólo es eso la cocina.

¿Cree que la gente empieza a buscar otra cosa?

Sí. Mira, jamón llevamos comiendo toda la vida, o una tortilla de patatas, o un buen espeto, y nunca te cansas. Hoy buscamos cada vez más esta cocina de producto. Yo prefiero unas tapas de calidad que sitios de muchas pretensiones y poco fundamento. Ten en cuenta que lo que nos interesa cada día es más comida rica que experiencia Michelin.

Y eso que usted vive de esa experiencia. No debe de ser fácil mantener las dos estrellas, será una responsabilidad…

Sí, pero no. ¿Sabes cuál es la mayor responsabilidad? El cliente que se sienta en la mesa. Lo otro está muy bien y es un reconocimiento a tu trabajo, pero la presión es conseguir llegar al cliente. No hay mayor satisfacción que se vaya contento y repita.

Pero si cae la tercera estrella lo celebrará…

¡Claro! (Risas) Sería una alegría. A todos nos gustan los premios, quien diga otra cosa miente. Pero evidentemente no deben ser el objetivo de nuestro trabajo, sino el fruto.